contact-icon32868 94 22 99

  • Facebook
Please select your page

CERTIFICADO ENERGÉTICO

 

El Consejo de Ministros ha aprobado este pasado viernes, dentro de las medidas de apoyo a la vivienda y rehabilitación adoptadas, un Real Decreto para trasponer a la normativa española el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de los edificios.

 

Así pues, se obligará a partir del próximo 1 de junio a poner a disposición de los compradores o arrendadores de edificios o de parte de los mismos, para alquileres con una duración superior a cuatro meses, un certificado de eficiencia energética.

 

Este certificado, además de la calificación energética del edificio, deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, y, en el caso de edificios existentes, documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética del edificio o de una parte de éste, de forma que se pueda valorar y comparar la eficiencia energética de los edificios.

 

La certificación energética es una medición que se hace a los inmuebles para asignarles una tasación según su valoración de eficiencia energética. Exactamente, consiste en tomar una serie de datos en el inmueble, calcular unas variables y estudiar los datos que permitirán obtener una nota, una calificación energética. Esto se transforma en una etiqueta, como la que actualmente incorporan todos los electrodomésticos, y que va de la A a la G, siendo los inmuebles calificados con una A los más eficientes, y con una G los menos eficientes.

En primer lugar se elabora una medición del inmueble a través de sus planos donde se observan aspectos como su orientación. No es lo mismo que una vivienda esté orientada al sur que una que esté orientada al norte, o que tenga muchas o pocas fachadas que den al exterior, incluso si otros edificios le hacen sombra. Se mide también el tamaño de las ventanas y el tipo de cristal que tienen, los materiales de construcción de la vivienda o las instalaciones de calefacción y de climatización de que dispone.
Por ejemplo, la eficiencia energética es muy diferente con una instalación de gasoil o eléctrica, que son bastante ineficientes, que una instalación de gas o de biomasa, que son más eficientes.


Tener una buena calificación energética implica una consumición muy inferior. Sabiendo la calificación energética de una vivienda se puede saber si se consumirá más o menos a lo largo del año en gastos de calefacción o de aire acondicionado. En definitiva, una mejor calificación significará que ese inmueble estará mejor valorado. 

Lo que pretende conseguir la calificación energética es informar a los futuros clientes, compradores de viviendas, sobre como son de eficientes esas viviendas. Al haber transparencia se entiende que se mejorara la eficiencia energética de los inmuebles.

 

Estarán obligados a poseer el certificado de calificación energética aquellos inmuebles que se pongan a la venta y en alquiler. Pero también hay otro tipo de propiedades privadas, las de más de 500 metros cuadrados, que aunque no entren en el mercado inmobiliario, si son espacios de acceso público (como oficinas, establecimientos, hoteles, entidades financieras…) estarán obligados a hacer la certificación energética.

En iVerde disponemos de ingenieros autorizados por el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de la Región de Murcia para la calificación y certificación energética de su inmueble. Pídanos presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de atenderle.


Servicios


Consulte a nuestro experto

¿Tiene alguna pregunta?

Consulte a nuestro ingeniero

Alejandro Campos
Ingeniero Técnico Industrial

868 94 22 99 / 655 463967
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Haga su consulta


Césped artificial

¿Necesita césped artificial?

express montana

Visite nuestra tienda

Disponemos de una amplia gama de césped artificial garantizado

Visitar tienda


Sitio creado por Grafic Diseño.

×