DESCALCIFICACIÓN

 

Un descalcificador es un sistema usado para eliminar los problemas causados por la cal.
Las principales ventajas de un descalcificador o sistema antical o anticalcáreo a corto y medio plazo son:

• Protección de instalaciones (sobre todo aquellas que trabajan con agua caliente).
• Ahorro de productos químicos de limpieza e higiene.
• Confort.
• Evita las incrustaciones calcáreas y deshace progresivamente las incrustaciones existentes.
• Elimina el 95% de la carga bacteriana presente en el agua y el 100% de las algas, sin utilizar ninguna sustancia química ni filtros.
• Es la única tecnología que desincrusta la cal existente hasta su total eliminación.
• Protege y mantiene limpios de cal todos los circuitos de agua, evitando también la oxidación y la corrosión inducida por los depósitos de cal.
• No necesita mantenimientos ni revisiones.
• No utiliza consumibles (productos químicos, piezas de recambio, etc).
• Ocupa muy poco espacio.
• Proporciona un ahorro energético de hasta un 40%.
• Ahorrará en reparaciones causadas por la cal.
• Se olvidará por completo de las irritaciones y picores de piel debido a la presencia de cal en el agua.
• En baños y duchas evita las incrustaciones calcáreas y se eliminan las limpiezas periódicas con productos químicos.